SEMANA SANTA DE LOS REALEJOS

Villa de Los Realejos - Patrimonio Inmaterial - Fiestas y Tradiciones


   0
   Valorar

Compartir en Facebook

Compartir en Google+

La Semana Santa de Los Realejos es un cúmulo de tradiciones fraguadas en la fe y manifestada cada año en cultosny celebraciones heredadas de siglos y que se combinan con las recientemente creadas, en una fusión que se caracteriza por una singularidad propia, marcada por la orografía del municipio y la multiplicación de parroquias que se van instaurando en cada núcleo.

Aquella Semana Santa de los siglos pasados, localizadas en las parroquias matrices del Apóstol Santiago y Nuestra Señora de la Concepción, se ha ido diversificando con la creación de las nuevas entidades parroquiales de Nuestra Señora del Buen Viaje en Icod el Alto, Nuestra Señora de Los Dolores en Palo Blanco, Nuestra Señora de Las Nieves en La Zamora, San Cayetano en La Montañeta, Nuestra Señora del Carmen en San Agustín y Nuestra Señora de Guadalupe en el Toscal Longuera. En todas ellas tienen lugar celebraciones y cultos durante estos días.

La Semana Santa sigue siendo ese momento de encuentro de la población para asistir a las celebraciones en los templos o acompañar en las procesiones.

Junto a cada parroquia se fueron forjando tradiciones como el toque de la matraca, guisar los huevos duros para aguantar las largas funciones litúrgicas o el traer la jaulas con canarios en la mañana de pascua para alegrar el templo en tan importante día. Pero de aquello, poco queda, aunque la sana intención de las generaciones presentes han querido poco a poco revitalizar estas antíguas usanzas que estaban presentes en la memoria colectiva del pueblo.

 


GUIA DE FIESTAS. Excmo.Ayuntamiento de Los Realejos. Concejalia de Turismo. 2016


PARROQUIA DEL APOSTOL SANTIAGO

Las primeras celebraciones en esta parroquia debemos de situarlas en los años posteriores a la conquista. A partir de entonces, fueron surgiendo diferentes cultos celebrativos que a lo largo de la semana marcaron diferentes hitos que se han mantenido hasta la actualidad. Hay que citar aquí la importante labor desarrollada por las cofradías, que surgen a comienzo de la década de los años noventa del pasado siglo, como verdaderas impulsoras de la fe. Con esta nueva generación de jóvenes, miembros de estas congregaciones, y la llegada de imaginería de talleres peninsulares, se ha estructurado la Semana Santa con un orden cronológico pero particular en esta parroquia. Desde el Viernes de Dolores, las funciones eucarísticas dan paso a los recorridos procesionales, en cada día de la Semana de mayor trascendencia para el cristianismo. Es de destacar la procesión magna del Santo Entierro, que tiene lugar en la noche del Viernes Santo, donde recorren las calles los pasos procesionales, con las escenas de la Pasión de Cristo, convirtiendose en una verdadera catequesis.

 

PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA CONCEPCIÓN

La Semana Santa de esta parroquia realejera tiene también sus inicios a partir de su fundación allá por el año 1532. En las centurias siguientes tomaron un especial protagonismo las funciones que se fueron instituyendo cada día de la semana. Muchas de ellas conservadas a pesar del tiempo y las modas, perduran aún en la actualidad. En cuanto a la imaginería, tenemos que apuntar la pérdida de parte de ella en el incendio que asoló el templo en 1978. La labor vecinal no sólo recuperó el edificio parroquial sino muchas de las imágenes que procesionaban en su Semana santa. La labor también de hermandades y cofradías, fundadas éstas últimas a partir de los años noventa del siglo veinte, ha sido importante para revitalizar tradiciones ligadas con estos días.

Con el comienzo de los actos desde el Viernes de Dolores, las diferentes funciones, cultos y procesiones van distribuyéndose a lo largo de los días santos teniendo su auge en el Triduo pascual, aunque cobra especial significado la ceremonia del Encuentro y procesión del Calvario en la mañana del Viernes Santo. Con el silencio del Sábado llegamos a la alegría del Domingo de Resurrección.

 

PARROQUIA DE LA SANTA CRUZ

La religiosidad ha ido fraguando los cultos de cada uno de los lugares, y es así como el núcleo de La Cruz Santa vive con recogimiento y respeto estos días tan cruciales para el cristianismo. Desde hace unos años, los vecinos se vuelcan en la realización de un auto teatral sobre la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, que tiene lugar en la víspera del Domingo de Ramos. No obstante, durante la semana tienen lugar procesiones, cultos y ejercicios de penitencia, que culminan en la madrugada del Sábado Santo cuando sale a la calle la procesión del resucitado, resaltando los descansos que se montan al paso de la procesión para que el sacerdote coloque la custodia.


Descripción Documento Descargar Documento
No existe/n Documento/s para este Bien

No existe/n Imagen/es para este Bien
No existe/n Bien/es Relacionado/s