REAL SANTUARIO DEL CRISTO

San Cristóbal de La Laguna - Arquitectura Religiosa - Iglesias



   0
   Valorar

Compartir en Facebook

Compartir en Google+

Fue casa matriz de la Orden Franciscana en Tenerife con el nombre de Convento de San Miguel de las Victorias, siendo el segundo templo más antiguo de La Laguna tras la iglesia de la Concepción y el primer convento franciscano de Tenerife.

Su fundación data del momento inmediatamente posterior a la conquista de la isla, entre febrero y marzo del año 1506.

El primer edificio estuvo frente al actual, en el Cerro del Bronco, pero ya antes de 1520 había sido trasladado al solar definitivo. En esta época, en plena construcción del Convento, el primer Adelantado decide ser enterrado en la capilla mayor de su iglesia. Debido a que las rentas y los ingresos que percibían los franciscanos eran escasos y que la edificación dependía de las limosnas que donaban los feligreses, las obras se alargaron muchos años. Debido a ésto, no fue hasta fines del siglo XVI cuando se pudo terminar la iglesia y cumplir la voluntad del Adelantado.

La construcción de la estructura del convento se finaliza en el año 1580 de mano de Francisco de Heras y Diego Rodríguez. También por esta época se data la construcción de la iglesia.

Durante el siglo XVIII las obras se centraron en la ampliación del Convento, sin embargo, las inundaciones de la noche del 24 de enero de 1713 afectaron seriamente al edificio conventual siendo reparado gracias a la ayuda del Cabildo. Tras las reformas y ampliaciones que el perímetro iba sufriendo, la emblemática figura del Cristo fue tomando cada vez más importancia.

Un siglo más tarde, en concreto el 28 de julio de 1810, un incendio destruyó prácticamente todo el convento y la iglesia, aunque se salvaron sus imágenes más importantes. En un solo año se obtuvieron los fondos necesarios y se construyó una capilla a cargo del Padre Fray Antonio Tejera. Tal capilla es la que conocemos hoy en día, la cual alberga la figura del Cristo, talla que algunos autores remontan a fines del siglo XV.

Otras imágenes que contiene la capilla son La Virgen de Candelaria, La Inmaculada, Santa Bárbara, San Antonio de Padua, La Virgen de las Mercedes, La Virgen del Rosario, el Niño Jesús, Santa Rosa de Viterbo, San Pedro, San Francisco de Asís, Cristo Buen Pastor y San Juan Evangelista.

Tras la exclaustración, el solar del convento  pasa en 1839 a albergar un cuartel del Regimiento de Milicias Provinciales y un uso militar que se mantuvo hasta el año 2000, siguiendo la titularidad de la propiedad  en manos del Ministerio de Defensa.

Hoy por hoy, el Real Santuario del Cristo es considerado Bien de Interés Cultural, categorizado como Monumento desde el año 1986.



Real Santuario del Cristo

Excmo.Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna. Concejalia del Plan Especial del Casco y Patrimonio Histórico.Triptico informativo con textos de Sergio Hernandez Oval y idea y coordinación de Fátima Melián Pacheco.

Guia del Centro Histórico de San Cristóbal de La Laguna. Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP).Litografia Romero S.A. 1996.

ALEMAN DE ARMAS,Adrián: "Guia de La Laguna".1986.Pag.51-52

CIORANESCU, Alejandro:"La Laguna,Guia Histórica y Monumental" 1965.Pag.130-133

TARQUIS,Pedro: "El Cristo de La Laguna y su Santuario". Introducción y notas de Carlos Rodríguez Morales. Pontificia, Real y Venerable Esclavitud del Santisimo Cristo de La Laguna. 2008



Real Santuario del Cristo

La iglesia, localizada en la Plaza del Cristo de La Laguna, es de nave única de 46m de largo y 8 m de ancho. No tiene capillas colaterales ya que en principio la ermita era provisional, de ahí su sencillo diseño. El estilo de la iglesia es típicamente canario, por lo que no desentona con el entorno.

La planta del edificio tiene forma rectangular al que se le suma un anexo que se sirve de vestíbulo.

La entrada al templo se hace por un arco de medio punto situado en el lateral de la nave, junto a la espadaña de piedra. Está situada bajo el coro, en el lado del evangelio.

Previamente se accede por una portada constituida por tres arcos de medio punto, el central de dimensiones mayor que los laterales.

La portada fue motivo de una intervención en agosto de 2013, debido a los daños causados por la hiedra que durante décadas se había ido incrustando en la fábrica y que había inspirado a una gran cantidad de artistas pintores y fotógrafos a lo largo de su historia, como los dibujos realizados por Pereira Pacheco o los dibujos a pluma de Diego Crosa en 1925.

También en la parte frontal de la iglesia se encuentra un balcón de madera instalado tras el incendio de 1810.

Se divide en la nave principal y la capilla mayor, situada al fondo de la edificación y donde se encuentra la imagen del Cristo, imagen de gran culto y devoción entre los tinerfeños. El retablo es de plata repujada del siglo XVIII y de estilo barroco.

En los muros laterales se sitúan unos nichos de piedra de carácter barroco que albergan distintas imágenes.

Los materiales de los muros de carga son de piedra, cal y barro, la cubierta es inclinada de madera y tejas.Sobresaliente es el trabajo realizado en los tirantes de la techumbre del presbiterio, destacando su lacería de estilo mudéjar.


Descripción Documento Descargar Documento
No existe/n Documento/s para este Bien