IGLESIA CATEDRAL DE NUESTRA SEÑORA DE LOS REMEDIOS

SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA - Arquitectura Religiosa - Catedrales


   0
   Valorar

Compartir en Facebook

Compartir en Google+

La Iglesia Catedral de Nuestra Señora de los Remedios tiene su origen en la primitiva parroquia de Los Remedios del siglo XVI, que sufrirá numerosas reformas a lo largo de los siglos. A finales del siglo XIX el templo se declara ruinoso, reedificándose en el siglo XX. El templo se convierte en catedral en 1819, cuando se instala en La Laguna la nueva Diócesis. En su interior destaca parte del conjunto del retablo de Mazuelos, el púlpito de mármol italiano de Carrara y obras excepcionales de Luján Pérez, Cristóbal Hernández de Quintana y Fernando Estévez. Es Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento desde 1983.



Iglesia Catedral de Nuestra Señora de Los Remedios

DARIAS PRINCIPE,Alberto - PURRIÑOS CORBELLA, Teresa. Arte, religión y sociedad en Canarias. "La Catedral de La Laguna". Premio de Investigación 1984 Elías Serra Ráfols. Ayuntamiento de La Laguna 1997

RODRIGUEZ MOURE,José. Guía Histórica de La Laguna. Instituto de Estudios Canarios. 1935



Iglesia Catedral de Nuestra Señora de Los Remedios

Según la descripción realizada por Rodríguez Moure en su Guía de La Laguna,la fachada está organizada en dos cuerpos de arquitectura sobrepuestos: el primero lo componen dos puertas exornadas por sencillas molduras, además de las anchas fajas salientes de cartegoría; en la misma alineación y para sostener el cornisamento en la parte del intradós que forma el átrio, el arquitecto, con buen gusto, colocó cuatro grandes columnas de orden toscano, sin pedestal, que dan cierto tono de magestuosidad a la entrada principal del templo, cuya puerta, de proporcionadas dimensiones, se deja ver en el fondo. El segundo cuerpo lo constituyen cuatro ventanas separadas por fajas de cantería y en el centro una circular de gran tamaño, sobre la cornisa de este segundo cuerpo y en la parte que corresponde al átrio se sitúa un frontón triangular, terminado por una cruz en el centro y dos grandes macetones en los puntos de arranque.

Flanqueando el conjunto del edificio, están dos torres sobre los dos cuerpos ya descritos, estas presentan un ochavado en que están colocadas las campanas en ocho grandes ventanales divididos por pilastars toscanas, sobre las cuales corre la cornisa. Encima de este cuerpo de campanas se asienta otro cuerpo de poca altura en el que se dejan ver cuatro ventanas de figura elíptica, y sobre este el chapitel de cierre, al que hasta el año 1826 coronaba una gran cruz de bronce unida a una flecha que marcaba la dirección de los vientos.

Tras numerosas transformaciones en el siglo XVII el templo se estructuraba en tres naves, debiendose ser entonces cuando se reestructuró la capilla mayor, ya que en la ampliación de mediados del siglo XVIII apareció en ella inscrita la fecha de 1606.


Descripción Documento Descargar Documento
No existe/n Documento/s para este Bien

No existe/n Bien/es Relacionado/s