FACULTAD DE BELLAS ARTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA LAGUNA

SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA - Arquitectura Contemporanea - General


   0
   Valorar

Compartir en Facebook

Compartir en Google+

Esta facultad fue trasladada del antiguo edificio ubicado en la Calle Camino del Hierro de Santa Cruz de Tenerife en septiembre del 2014.

Se trasladan a un nuevo edificio que mejora notablemente en metros cuadrados, prestaciones, condiciones de trabajo y seguridad, cosa que la anterior sede no poseía ya que el edificio donde se ubicaba se encontraba en pésimas condiciones en cuanto a su infraestructura. 



Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna

El proyecto corresponde a la oficina de arquitectos llamada GPY ARQUITECTOS y su equipo de proyecto está conformado por Juan Antonio González Pérez, Urbano Yanes Tuña, Constanze Sixt.

El edificio de la facultad está diseñado de forma que se generan espacios ajardinados completamente cerrados al exterior, estos jardines internos son los espacios de recreación de los estudiantes, junto el área de comedor y el área de estudio. Los jardines tienen dos secciones, una en la cual incide el sol y otra que el mismo edificio le genera sombra. Existen varios jardines, 3 internos, 2 con relleno de piedra basáltica, y 1 con vegetación, mientras que los del ingreso están todos acompañados de vegetación.

La planta arquitectónica del edificio muestra cómo se dividen los espacios en secciones transversales. En primer lugar, se tiene la zona de pasillo completamente pública, luego se sitúa un área aislada por los vidrios traslúcidos, en el diseño original la mayoría de estos espacios formaba parte del pasillo y como vestíbulo previo al ingreso de las aulas, sin embargo, por necesidad y falta de despachos de profesores y sitios de almacén se cerraron aprovechando el cerramiento ya existente del vidrio y el de las clases para resolver con el espacio del centro estas necesidades. En segundo lugar, al lado de los despachos y sitios de almacén se sitúa un espacio angosto, imperceptible, en el cual se establecen las instalaciones del edificio, transportándose de forma vertical y horizontal para todo el edificio. En tercer lugar, se encuentra el área de aulas, en el primer piso se ubican los talleres de escultura los cuales por sus instalaciones requieren una doble altura, los demás pisos de aulas de los diferentes cursos de la facultad tienen una altura promedio.

En la mayoría de las aulas no se tiene cielorraso, presentando la estructura y las instalaciones expuestas. Entre las aulas del primer nivel, se encuentra un espacio muy importante que se le conoce como “patios” los cuales tienen acceso directo a una calle aledaña privada de la facultad, la cual se utiliza para el ingreso de materiales de gran tamaño y peso, como piedras u objetos de madera que requieran ser restaurados y además se conectan de forma directa con las aulas que requieren el abastecimiento. Estos patios se han utilizado a su vez como aulas y talleres por la falta de los mismos. Algunas de las paredes de las aulas tienen la cualidad de ser plegables y móviles, dando la posibilidad al usuario de modificar el tamaño de las mismas según la cantidad de estudiantes que curse la materia.

El edificio presenta grandes paños de vidrio traslucido que permite el paso de luz natural, dependiendo de la ubicación del aula incide el sol de la mañana o el de la tarde. En la mayoría de las clases que reciben el sol directamente han tenido que realizar intervenciones para controlar la radiación que ingresa en el espacio y poder desarrollar las actividades internas. Con respecto a la ventilación interna de las clases, el edificio cuenta con ventanas oscilantes hacia el exterior, algunas de las clases cuentan con 2 ventanas y otras no tienen ninguna.

Las aulas cuentan con servicios en su interior que ayudan a el desarrollo de las actividades, algunas propias del diseño original, como los grandes lavabos y aislantes de ruido en los talleres, en otras se les ha añadido tensores para colgar objetos, o para un futuro un montacargas para transportar piedras y material pesado.

Respecto a los detalles de materiales del edificio, los marcos de ventanas, los rodapiés y los pasamanos de las escaleras son en aluminio, el vidrio traslúcido para las ventanas y el hormigón visto es usado como material principal. Los pisos son de hormigón pulido y la estructura soportante junto a las paredes son de hormigón visto, por último, las franjas de hormigón que dan la horizontalidad del edificio presentan un acabado abujardado.

El edificio cuenta con un piso subterráneo que actualmente se utiliza como espacio de almacenaje y el parking para los usuarios del edificio se encuentra al lado de noroeste, (existía previo a la construcción de la facultad) este se comparte con toda la comunidad universitaria. El ingreso a la facultad se realiza desde dos pasarelas de hormigón pulido que se unen en el vestíbulo de ingreso, a su vez este se vincula a una gran área que se encuentra en voladizo en el piso 2. Esta zona une el ingreso a los pasillos perimetrales de los jardines que llevan a las aulas y la rampa en espiral que baja al piso 0. Además, en este espacio se encuentra el parking para bicicletas, y un desagüe que cae intencionalmente al piso 0 en forma de catarata por las pendientes que se disponen en el entrepiso.


El sistema constructivo se basa en un sistema de columnas y vigas de hormigón visto que van cambiando su orientación de acuerdo a la forma arquitectónica, la variación de los ángulos en planta en vez del uso de una retícula ortogonal es lo que da como resultado las curvas del edificio. Los entrepisos, al igual que los marcos estructurales son de hormigón visto.

Se observa una variación del entrepiso en la zona del ingreso, donde se encuentra una gran área suspendida la cual tiene una especie de “cámara de aire”, esta es la única zona en el exterior donde las vigas del entrepiso se ocultan por esta doble capa, por lo tanto, lo que se percibe desde la parte inferior, es un cielorraso, pero con igual acabado en hormigón visto.

Las columnas de la estructura no se encuentran en el borde con el final entrepiso, estas se distancian varios metros dejando el área en voladizo. Las vigas en voladizo son la estructura que amarra las franjas horizontales de hormigón, de esta forma simulan que levitan sin ningún tipo de apoyo.



Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna
Descripción Documento Descargar Documento
No existe/n Documento/s para este Bien

No existe/n Bien/es Relacionado/s