MUSEO HISTÓRICO MILITAR DE CANARIAS (MUSEO DE ALMEYDA)

SANTA CRUZ DE TENERIFE - Arquitectura Militar - General


   0
   Valorar

Compartir en Facebook

Compartir en Google+

El museo ocupa el edificio central del antiguo Fuerte de Almeyda, la fortaleza con más artillería de cuantas se levantaron en Canarias, llegó a emplazar más de 40 cañones. La fortaleza tuvo diferentes etapas constructivas, sin embargo, nunca se completó su construcción (observar plano original) en este se puede observar que las baterías iban a ser más grandes y que iban a existir edificios que actualmente no se encuentran y viceversa, se observan edificaciones del conjunto que en los planos originales no existen.

El diseño original del conjunto tenía forma trapezoidal, construcción tipo Vauban, y en el centro se ubica el castillo o fuerte, el cual funcionaba como zona de dormitorios y de más actividades de la Milicia, este tiene una planta en forma semicírculo, con un patio central, anteriormente en el centro de este existía una fuente. A su alrededor se tenían previstas las baterías, de ellas se construyó menor cantidad a las planeadas, y a la estructura se le añadieron en la parte superior las casas de pólvora actualmente visibles.

Posterior, se le añade al conjunto las edificaciones ubicadas al noreste, en la actualidad son el archivo y la biblioteca, anteriormente albergaba actividades como, espacio de comedor, talleres mecánicos y más dormitorios. Para finalizar, se construye igualmente hacia el noreste las baterías anexas, ocupando relleno en la zona ya que era un barranco, su construcción fue con el fin de proteger la dirección en la que mayor cantidad de barcos de vela arribaban.

Según la placa ubicada en el ingreso al patio central, el 14 de julio de 1995, por traslado a San Cristóbal de La Laguna, tras 113 años de ocupación, finaliza la presencia artillera en Almeyda, uno de los fuertes más emblemáticos de cuantos completaban la defensa de Santa Cruz y le valieron la consideración de “Plaza Fuerte” primero, y los títulos de “Muy Leal”, “Noble” e “Invicta” como consecuencia de la victoria sobre Nelson…

El museo se abrió al público el 1 de febrero de 1988 y se inauguró oficialmente el 25 de julio del mismo año, por el Jefe del Estado Mayor del Ejército, Teniente General Don. Miguel Iñiguez del Moral.


El Museo Histórico Militar de Canarias está conformado en primer lugar, por el castillo o fuerte de Almeyda, edificación de dos plantas semicirculares, en la planta alta se distribuye un recorrido histórico que data desde el siglo XV al XX y en la planta baja se encuentran colecciones de banderas, artillería, condecoraciones, cartografía, etc… En el exterior se exponen vehículos y material pesado. El fuerte es el edificio principal, se encuentra en la entrada del conjunto, su fachada tiene una composición simétrica (su eje central se establece en la puerta de ingreso), está conformada por un zócalo que rodea toda la parte baja del edificio, en su frente tiene 13 ventanas con marcos de madera y rejas de metal (únicamente las de la planta baja), cada ventana está enmarcada con la misma piedra utilizada en el zócalo. Su fachada es un rectángulo con las esquinas redondeadas hacia donde continúa el edificio y sus muros tienen un acabado de pintura color blanca.

En el interior, el edificio rodea un patio central con igual forma de semicírculo, toda la zona curva tiene en su perímetro un pasillo que sirve de balcón hacia el patio, conformado por barandas de madera y columnas de hierro con detalles ornamentales en la parte superior. En la planta baja se observa la continuidad del zócalo con iguales características a el de la fachada, y los muros con acabado de pintura color blanca, mientras que la planta alta se caracteriza por dejar expuesto el material constructivo empleado, el cual corresponde a tosca roja, y de igual forma lo acompaña el zócalo en el inferior de los muros. Este patio se caracteriza porque su forma le permite tener una excelente acústica, en la actualidad se hacen recitales y conciertos sin requerir de equipo electrónico.

Al este del fuerte, se encuentra la antigua batería con sus casamatas, caponera y mirador superior, para llegar a este se utiliza una amplia rampa rodeada de muros. Desde la parte superior se puede observar la actual Avenida Francisco La Roche, anteriormente se podía visualizar la muralla y como esta colindaba con el mar, lo cual es imposible ahora ya que la muralla se encuentra enterrada y mediante relleno de la zona el mar ahora se encuentra a gran distancia. En la parte superior se encuentran 4 casas de pólvora, las cuales fueron añadidas posteriormente. El acabado de los muros de la batería muestra por partes su acabado original que era el material constructivo expuesto, haciendo evidente el contraste de la intervención en el con su estado original.

Al noreste del fuerte, se establecen dos edificaciones con techos abovedados, actualmente son la biblioteca y el archivo, siguen la gama de colores de todo el conjunto, de forma que sus muros tienen un acabado de pintura color blanco, y de igual manera tienen un zócalo, pero con diferente acabado. Para finalizar, igualmente hacia el noreste se encuentran las baterías anexas, su fachada principal se alinea al sureste (hacia el mar), la composición de la fachada es simétrica, sus muros tienen un acabado de pintura color blanco y la segunda planta tiene los acabados de pintura en color naranja. El edificio tiene unas ventanas que sobresalen la fachada (bay window) con marcos en color naranja. Por las dimensiones de la edificación se creería que alberga grandes instalaciones en su interior, sin embargo, gran parte de su volumen se construyó macizo para soportar las cargas y rebotes de los cañones. El perímetro de la fachada principal corresponde a la zona de parqueo.


Descripción Documento Descargar Documento
No existe/n Documento/s para este Bien

No existe/n Bien/es Relacionado/s