SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA - Espacios Urbanos - Plazas - PLAZA DEL ADELANTADO



Punto de partida para cualquiera que visite la ciudad de La Laguna, se configura como centro  de la ciudad, tanto desde el punto histórico, como desde el punto de vista político, social, cultural y económico.

Desde el punto de vista histórico La Plaza del Adelantado es el espacio central en torno al cual va a quedar definida la “Villa Nueva” o “Villa de  Abajo”. En 1497 tuvo lugar el asentamiento de los primeros pobladores, que dispondrán sus viviendas entorno a la Iglesia de la Concepción, este primer núcleo poblacional recibió el nombre de Villa de Arriba. “En torno a la primitiva iglesia se formó, en poco tiempo un grupo de viviendas que compuso manzanas irregulares y pequeñas separadas por calles estrechas y cortas. (…) poco después en los primeros meses de 1498, las disposiciones del Cabildo revelan un notable interés en aumentar el número de habitantes de la ciudad e iniciar el desarrollo de otro núcleo de población, ordenado y regular, en el extremo Este del llano, a unos 750 metros del primero. Para ello se prohibió la edificación de casa en la que se llamó desde entonces Villa de Arriba en oposición a la nueva Villa de Abajo” (Pérez González, R.1972:12-13).

EL ESPACIO ORIGINAL

Recibe la plaza este nombre porque el primer Adelantado, conquistador de La Palma y de Tenerife, Don Alonso Fernández de Lugo  decidió construir su segunda vivienda, en uno de los extremos de la Plaza de Abajo, en una parte del solar que hoy ocupa el Convento de Santa Clara. En un principio el Adelantado le dio el nombre de San Miguel de Los Ángeles, con el tiempo pasaría a convertirse en la Plaza Mayor de la Villa, mas tarde de la Constitución; aunque lo cierto es que esta plaza nunca ha dejado de ser la Plaza del Adelantado, nombre con el que la identificamos también actualmente. Aunque se barajan varias hipótesis sobre el repentino traslado del Adelantado, entre ellas, por un altercado que habría tenido lugar entre los vecinos y el hijo de éste, quien supuestamente pereció por tal hecho. Los datos históricos han demostrado la falsedad de  tal hecho. Otras hipótesis apuntan a que el Adelantado decidió su traslado tras las continuas inundaciones que sufría la Villa Alta por desbordamiento de la laguna. Lo cierto es que fue una decisión personal del Adelantado que guiado por los gustos imperantes de la época y en toda Europa, se decidió  por el trazado de una planimetría ordenada, plano de cuadrícula o damero, tal como nos muestra el primer plano conocido del ingeniero Leonardo Torriani hacia 1558. Esta decisión del Adelantado queda recogida en los Acuerdos del Cabildo obligando a los vecinos a instalarse en la Villa de Abajo, prohibiendo todo tipo de comercio y  construcción en la Villa de Arriba. Si observamos este primer plano podemos comprobar lo poco que ha cambiado el trazado original de las calles y que los límites que definen el casco permanecen casi invariables, hasta la actualidad.



EL ESPACIO ARQUITECTÓNICO

Así pues la Plaza del Adelantado, es el centro simbólico de la “Villa Nueva” o “Villa de Abajo”, es un espacio que va a quedar definido por la importancia de los edificios que la circundan, las Casas Consistoriales, el Convento de las Catalinas, el Palacio de Nava, la Recova (Mercado Municipal), la Ermita de San Miguel, edificios que hoy día perduran. Desde sus orígenes queda vinculada al poder político, es la plaza del Cabildo, después del Ayuntamiento, y aunque también se ubiquen en ella edificios de carácter religioso, como la Ermita de San Miguel o el Convento de las Catalinas. El espacio va a verse también relacionado con  la actividad social y económica, pues también se dispondrá en ella el  mercado. Configurándose como lugar de paseo, de abastecimiento de agua, de compra  venta, punto de reunión y manifestación social.



A principios del s. XIX la plaza no era más que un amplio espacio cuadrangular parcialmente embaldosado. Es a lo largo del s. XIX, cuando ésta se convierte en el eje central de la vida social y política de la ciudad, es la plaza principal que asume los actos institucionales mas relevantes.

La primera actuación sobre la plaza en este siglo, tiene lugar en 1812, pues pasa por Real Orden a denominarse Plaza de la Constitución.

En 1813 hay un proyecto para realizar una plantación de árboles, creando así un paseo o alameda interior. Esta iniciativa nunca llegó a realizarse, es en el periodo que va desde 1816 a 1817 cuando tuvo lugar la primera remodelación importante, y el aspecto más interesante es el derribo del muro,

“la pared de la plaza” que según parece la rodeaba completamente, el allanado y el empedrado completará la obra, pero no se disponen de datos que verifiquen la existencia o no de plantación de  árboles.

Posteriormente en 1821, se interviene en la fuente de la plaza y en la canalización del agua. La siguiente intervención data de la década de los años cuarenta. Las que se realizan consisten en levantar un escalón a lo largo del perímetro de la plaza para poder nivelar el interior, rellenarlo de zahorra, establecer un paseo enlosetado, construir 18 bancos de piedra y efectuar el plantío. A pesar de lo exiguo de las obras, el Ayuntamiento no dispone de los fondos suficientes, ni siquiera con la venta de dos terrenos propios pueden acometer las obras. Por lo que se empiezan a arbitrar una serie de medidas reclamatorias encaminadas al control de la venta ambulante, a la prestación de los servicios de acarreo, por parte de los vecinos que tuvieran carretas y camellos, a la participación de los presos y se complementan con la apertura de una suscripción popular de los vecinos de la ciudad. A pesar de los inconvenientes las obras terminarán en 1843, aunque sabemos que a los dos años hubo que renovar el plantío, que también se remodelaron las calles interiores y que  se construyó un canal de agua para el riego directo. A finales de la década se había convertido en el lugar de encuentro más importante de la ciudad y en el centro de atracción de las familias acomodadas de Santa Cruz que veraneaban en La Laguna. La ciudad en estos años sufre un importante  desarrollo cultural, se crean casinos, sociedades. En esta dinámica cabe citar al casino “El Porvenir”, inaugurado en la noche del 10 de febrero de 1858 e instalado en la Casa de Castilla de la Plaza del Adelantado. Esta sociedad, de matiz liberal, irá desarrollándose poco a poco, hasta alcanzar un notable renombre durante las dos últimas décadas del siglo.

Otro de los hitos que marcarán este espacio para la posteridad, será la adquisición de la fuente monumental que hoy día la preside. La fuente se encargó a Marsella, llegando el 15 de abril de 1869 al Puerto de Santa Cruz. En julio del mismo año llegará la verja que rodearía la fuente. La colocación de la fuente va a coincidir con la de los primeros faroles en la plaza convirtiéndose en un punto de referencia para los visitantes de la época que la definen como el elemento de mayor modernidad de toda la ciudad.

A comienzos del s. XIX, la venta ambulante callejera era la única forma de mercado que poseía La Laguna. La Plaza del Adelantado  era utilizada como lugar habitual de comercio por los vendedores ambulantes. Pero es  tras casi un siglo de intentos fallidos y diferentes emplazamientos cuando el mercado de La Laguna se instala definitivamente en el lugar que habían ocupado los graneros municipales, en uno de los frentes de la Plaza del Adelantado. Esta ubicación espacial parece idónea si tenemos en cuenta que la trasera de estas edificaciones es el propio barranco, llamado popularmente de Las Carnicerías, lugar que era utilizado habitualmente como matadero, por la importante disponibilidad de agua en su cauce.

Lo cierto es que hoy día, al igual que lo ha sido siempre, sigue manteniendo su posición como centro neurálgico de la ciudad, subrayándose mas si cabe la importancia de este espacio como punto de encuentro entre sus habitantes, pues se realizan en él multitud de iniciativas culturales: Feria del Libro, teatros, representaciones culturales, encuentros deportivos…lo que hace de este espacio uno de los espacios mas emblemáticos y queridos  de La Laguna.

Hoy día y  dentro del Plan Especial de Protección de La Laguna el futuro de este espacio pasa por una propuesta de intervención, que consiste en:

a).-El traslado del arbolado excesivo y su reordenación.

b).-Zonificación de los pavimentos, y renovación.

c).-Recuperación de las fachadas de la zona norte.

d).-Ordenación de los volúmenes de las fachadas  este (Mercado y Juzgados).

e).-Equipamiento urbano acorde con la importancia del lugar.



MUNICIPIO           San Cristóbal de La Laguna

ZONA                    Distrito1- Centro Histórico

DIRECCIÓN          Plaza del Adelantado


Descripción Documento Descargar Documento
Organización del Jardín Histórico
Descripción Archivo Archivo
No existe/n Infografía/s para este Bien