SANTA CRUZ DE TENERIFE - Espacios Urbanos - Plazas - PLAZA DE LA CANDELARIA



La historia de la plaza de la Candelaria se inicia en el siglo XVI en el que el Cabildo derriba un grupo de casas al objeto de despejar los alrededores del castillo de San Cristóbal, quedando un amplio solar donde realizar las maniobras militares. En el siglo XVIII se realizan obras en la plaza que le dan la forma actual adornándola con una pila a la que acuden las aguadoras de la zona. También se coloca allí una cruz de mármol. En 1778 se inaugura el monumento “Triunfo de la Candelaria” obsequio a la ciudad del Capitán Bartolomé Antonio Montañés.

En una casa ya desaparecida, situada junto al palacio de Carta, nació el músico Teobaldo Power, autor entre otras composiciones, de los “Cantos Canarios” y el himno sentimental de las islas.

Edificios singulares de esta plaza son el Palacio de Carta que fue durante muchos años Capitanía General y Gobierno Civil de Canarias y de la Provincia y el Casino que ya se ubicaba antiguamente en un antiguo edificio, estrenando la sociedad nueva sede en mayo de 1935.

La plaza quería contemplar el mar y en 1929 se derriba el Castillo, que dio nombre a la calle comercial santacrucera con lo que se abren nuevas posibilidades a este rincón urbano con la creación de una amplia explanada donde años mas tarde se levantaría la plaza de España.

Su entrono ha cambiado mucho desde el siglo XIX hasta nuestros días. Desaparecieron los viejos hoteles Victoria, Panasco y Orotava. Con ellos se fueron los populares bares Cuatro naciones y la Peña y todo un mundo de actividades públicas y de ocio. Se acabaron las tertulias. Otro mundo nuevo se apoderó de este lugar levantándose en su entorno modernas construcciones.

A lo largo de su historia esta plaza ha ostentado diversos nombres, Principal, de la Pila, de la Constitución y de la Candelaria.

Un hecho significativo en su biografía fue el desfile realizado por las tropas de Nelson después de la derrota sufrida en la ciudad y momentos antes de reembarcar. Un pintor dejó constancia de este hecho.

La plaza es hoy un lugar de tránsito muy popular repleta de terrazas y restaurantes que recuerdan los viejos nombres y los antiguos edificios.

Bancos, oficinas y comercios rodean la plaza que es, sin duda, el centro neurálgico del carnaval y de actividades culturales en los alegres mayos santacruceros.

Véase Santa Cruz paso a paso de Gilberto Alemán. Excmo.Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. 2001



ALEMAN,GILBERTO: "Santa Cruz paso a paso".Excmo.Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. 2001

HERNÁNDEZ GONZÁLEZ,M."Tenerife. Patrimonio Histórico y Cultural". Edit.Rueda, 2002.



En 1759 el palmero Bartolomé Antonio Montañés, pariente y coparticipe de las empresas mercantiles indianas de los Cartas, donó para ella una cruz de mármol encargada en Málaga y que se mantuvo durante siglo y medio en su parte alta. Ese rico patricio, sin descendencia directa, que dejó toda su fortuna a su parentela, encargaría a costa de su pecunio el “Triunfo de la Candelaria”, que proporcionó el nombre definitivo a la plaza y que es sin duda el monumento escultórico más representativo y con mayor carga simbólica de la ciudad. Para exhibir su opulencia y mostrar su particular devoción a la Patrona Insular trajo de un taller genovés esta obra que representa a cuatro reyes guanches que rinden homenaje a su imagen. Sus esculturas han sido atribuidas a Bocchiardo. Sin embargo, su basamento y el fuste piramidal, es probable que fuera encargado a un taller peninsular. La inscripción fechada en 1778, sobre las cuatro caras de la pirámide, refleja su donante y explica su sentido. Esa fecha es la de su terminación final, pues las esculturas se encontraban en la isla desde hacía diez años.

Véase, MANUEL HERNÁNDEZ GONZÁLEZ: Tenerife. Patrimonio Histórico y Cultural, Edit.Rueda, madrid, 2002



Descripción Documento Descargar Documento
No existe/n Documento/s para este Bien
Descripción Archivo Archivo
No existe/n Infografía/s para este Bien

ESPACIOS URBANOS
Sin Imágen Calle Castillo - Cat:Calles