VILLA DE ARAFO - Etnografía - Lavaderos - LAVADEROS DE ARAFO



Situados en la margen derecha del Barranco de Añavingo o de Amance, esta calle forma parte del antiguo”Camino que va al agua”, en referencia al principal punto de abastecimiento hídrico de Arafo. Por las atarjeas corría el agua procedente de las galerías de Añavingo y Los Huecos. Esta agua discurría por un canal que abastecía al complejo del molino, lavaderos y chorros de abasto.

La existencia de estos lavaderos públicos abastecidos gracias a este canal de agua puede datarse del primer tercio del siglo XIX, ya que se tienen noticias de la existencia de este conjunto mediante unas normativas dadas por el  alcalde Domingo García el  28 de septiembre de 1839 cuando establece que se multe con dos reales a todos los individuos que faltasen a sus trabajos en la recomposición de caminos y que ese dinero se emplease en el  lavadero o en cualquier otra obra pública, por lo que, si no se estaba haciendo algún tipo de remodelación, su construcción podría datarse en torno a esa fecha.

En 1858 se hizo necesaria su limpieza, que estaba a cargo de los adulados del agua, pues se encontraba lleno de cieno. Al año siguiente, el estado de conservación de este recinto continuaba  preocupando a las autoridades locales, pues el Alcalde Eusebio Batista prohibió arrojar piedra y basuras a los lavaderos, así como ensuciar las pilas y tirar las cenizas de las coladas al agua, bajo multa  de dos reales de vellón.

El uso de estos lavaderos no se restringía a los habitantes de Arafo, ya que mujeres de otros pagos como Malpaís o Cuevecitas, pertenecientes a la jurisdicción de Candelaria acudían allí a lavar la ropa, de lo que se deja constancia, a través de las quejas al  Gobierno Civil  en 1873 pues dos años antes se propagó por Arafo una epidemia de viruela cuyo origen se pensaba que venía de esos sitios.

Los lavaderos públicos continuaron funcionando hasta 1979 en que se deciden cerrar por problemas sanitarios. Pero actualmente se encuentran protegidos y restaurados, gracias a la declaración de BIC con categoría de  Sitio Etnológico “El Molino y Lavaderos” mediante el  DECRETO 41/2006.



Los lavaderos quedan constituidos por un recinto de planta rectangular y unos 120 m2 de superficie. Quedando delimitado mediante gruesos muros de mampostería de piedra y barro, manteniendo un vano de acceso al este.  Estos lavaderos reciben el agua tras el paso por la maquinaría del antiguo molino, esta agua era reutilizada en estos lavaderos. En su interior se distribuyen centradas y longitudinalmente veinticuatro pilas de lavar, situando doce unidades a cada lado de forma simétrica. 

La construcción se encuentra cubierta parcialmente mediante una estructura de vigas y pies derechos de madera, con revestimiento de teja curva. La inclinación de estas cubiertas de exterior a interior permite la entrada de luz al interior del recinto y la recuperación del agua de lluvia para lavado.



MUNICIPIO       Arafo
ZONA               Centro Histórico
DIRECCIÓN      Calle Eduardo Curbelo Fariña

COORDENADAS UTM
          X    28,34128646 
          Y   3.135.835,55 

 



DECRETO 41/2006, de 9 de mayo, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Etnológico “El Molino y Lavaderos”, situado en el término municipal de Arafo, isla de Tenerife, delimitando su entorno de protección.


Fariña Pestano, F.: La Historia de Arafo, Ayuntamiento de Arafo. 2004.

VVAA: Patrimonio del casco histórico de la villa de Arafo, Trabajo Fin de Master internacional en rehabilitación del patrimonio edificado, CICOP, 2004.


Descripción Documento Descargar Documento
Situación
Emplazamiento
Descripción Archivo Archivo
No existe/n Infografía/s para este Bien