SANTA CRUZ DE TENERIFE - Arquitectura Religiosa - Ermitas - ERMITA DE SAN TELMO



Posiblemente la ermita de San Telmo constituye la que podría calificarse como la referencia arquitectónica religiosa más antigua que posee nuestra ciudad de Santa Cruz de Tenerife.

Marineros, navegantes, grumetes y demás hombres de mar, en su desafío con las aguas y su natural miedo a los riesgos que entraña, ya desde el s. XIV sintieron gran veneración por el santo dominico Pedro González Telmo (San Telmo), advocación al navegante fallecido en 1258 en Tuy (Pontevedra).  Fueron los marineros del norte de la España los que, a finales del s. XV, trajeran esa ferviente devoción por el santo a las Islas Canarias durante la conquista. 

Históricamente, en los pueblos marineros y pescadores se le rendiría tributo a esta imagen, es por ello que en la isla de Tenerife es asidua su consagración en ermitas e iglesias en los puertos con gran importancia como el capitalino, el Puerto de la Cruz o en el Puerto de Garachico (ermita desaparecida en la erupción de 1706).
Si bien podríamos pensar que la ermita de San Telmo en la ciudad  Santa Cruz de Tenerife pudiera ser originaria de la fundación de la ciudad y la primera en recibir al santo en la isla, existe una controversia histórica con respecto a este dato. Conforme a unos escritos de la cofradía de San Telmo de la Villa de Garachico, ya describe la advocación por los marineros y cofrades de la zona desde antes de 1550 y la fábrica aparece en los planos del ingeniero Torriani de 1588 (como ‘ermita de S. Elmo’). Según la recopilación de datos de la cofradía del santo en la ciudad capitalina, los estatutos fueron aprobados en 1556, por lo que no podemos determinar muy bien si la construcción de la ermita vino acompañada de los mismos o fue posterior. 

La ermita se encuentra en el histórico barrio de El Cabo, barrio de marineros y pescadores, el cual ha desaparecido en su esencia con la construcción del nuevo puerto durante el s. XX y la expansión de la ciudad hacia el sureste. Después de ires y venires en el tiempo, la ermita comienza un periodo de deterioro durante el s. XIX, en que llegará a ser desde un espacio de acogida para los enfermos de fiebre amarilla de la epidemia a finales de siglo, hasta incluso un improvisado camposanto. Durante este mismo siglo, surge un movimiento nacionalista que aboga por la recuperación de los emblemas de la conquista, en este caso de la cruz-reliquia fundacional que traería el general Alonso Fernández de Lugo cuando arribara a la playa de Añaza en la conquista de la isla. Esta cruz, que se encontraba clavada en las inmediaciones de la playa cercana a la ermita lugar emblemático e histórico, sería trasladada a la misma posteriormente para su custodia donde estaría por muchos años y más tarde, a la parroquia de Nª. Sª. de la Concepción donde se encuentra actualmente.  
San Telmo, cuya imagen se encuentra en el interior de la ermita, convive con diferentes imágenes veneradas en el templo como la Virgen del Buen Viaje, San José, San Francisco Javier y San Sebastián.

La ermita de San Telmo del barrio de El Cabo, es quizás junto con la Fuente Morales, de los pocos vestigios que han sobrevivido a la trascendental transformación y expansión de la ciudad hacia los límites del suroeste de la ciudad.

 



Esta pequeña edificación resulta de una nave de planta rectangular y tejado a dos aguas, con presbiterio cubierto a cuatro aguas. Destaca la fachada principal con su espadaña de principios de siglo XX realizada en cantería de toba roja que da acceso a la nave, y un campanario para dos campanas al lado derecho de dicha portada. Las esquineras son de piedra y la fachada se remata por un frontón triangular y cruz. Tiene adosada una pequeña sacristía en uno de sus laterales.

En el interior, el artesonado mudéjar con lacerías decora la techumbre de par y nudillo de los diferentes espacios. En la parte del presbiterio, destaca la solución ochavada a cuatro paños de la techumbre. Un arco de medio punto labrado en sillería al igual que el pórtico de la fachada, divide los espacios desde la mitad de la nave.

A finales del siglo XIX, el arquitecto Antonio Pintor diseñaría una torre sencilla pero que sería demolida años más tarde por la incipiente amenaza de ruina después de que una tempestad azotara esa parte de la ciudad.

 



MUNICIPIO            Santa Cruz de Tenerife

ZONA                      Distrito Salud-La Salle

DIRECCIÓN           Avenida Marítima,19



Pocas modificaciones ha sufrido esta ermita del barrio de El Cabo, coincidiendo la más importante con la demolición de la torre obra de Antonio Pintor con que se le había dotado. Aprovechando la coyuntura de la demolición, se llevaron a cabo unos trabajos de restauración de la capilla que costarían 1000 pesetas, según un periódico de la época (ver en documentación gráfica). En dicha ocasión se recortó la ermita por su lado de Naciente para ensanchar la entonces conocida como calle de Las Cruces, por ser el camino que conducía a los Llanos de Regla, al Matadero, al cuartel de San Carlos y otras instalaciones militares. 

En 1998, la ermita sería restaurada pero no sería hasta mayo de 2001 cuando sería reabierta al público para los actos litúrgicos. 

 



Declaración: Decreto 50/1986, de 14 de marzo de 1986.

Grado de protección: Integral.

La ermita de San Telmo fue declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento, en 1986.Mediante decreto, de 17 de febrero de 2009, del Gobierno de Canarias, se delimita el entorno de protección del Bien de Interés Cultural. Se entiende por entorno de protección la zona periférica, exterior y continua al inmueble cuya delimitación se realiza a fin de prevenir, evitar o reducir un impacto negativo de obras, actividades o usos que repercutan en el bien a proteger, en su contemplación, estudio o apreciación de los valores del mismo.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife tiene abierto un expediente para otorgar una concesión administrativa por 25 años a la compañía Endesa para que construya una subestación eléctrica subterránea en la parcela municipal situada en las inmediaciones de la ermita de San Telmo, en la confluencia de las avenidas José Antonio, Bravo Murillo y San Sebastián. El consistorio ha puesto una serie de
condiciones en la concesión, entre ellas la de urbanizar la superficie del terreno con una plaza pública con su respectivo mobiliario urbano



- Plan General de Ordenación de Santa Cruz de Tenerife, Vol. 3 Tomo 3.2.1-3  ficha nº. 347.

- CIORANESCU, A. (1979). ‘Historia de Santa Cruz de Tenerife’, vol. I,II,III y IV (1803-1977). Ed. C.E. Cajas de Ahorro, Santa Cruz de Tenerife.

- DARIAS PRÍNCIPE, A. (2004). ‘Santa Cruz de Tenerife. Ciudad, Arquitectura y Memoria Histórica 1500-1981’, tomo I. Edita Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

- TARQUIS RGUEZ., P. (1973). ‘Retazos Históricos de Santa Cruz de Tenerife. Siglos XV al XIX’, segunda serie. Ed. Imprenta Afra, Santa Cruz de Tenerife. Tenerife.

- GARCÍA, C. (1998) ‘Santa Cruz de Tenerife. Historias y añoranzas de la antigua ciudad’. Ed. Centro de Cultura Popular Canaria, La Laguna. 

Equipo redactor e investigación: Unidad de Arquitectura de la Fundación CICOP. 
Miguel Ángel Fernández Matrán.
José Luis Dólera Martínez.
Armiche Álvarez Pérez.
Sendy Hernández Álvarez.

Fotografía: José Mª. Bossini Ruiz.



Descripción Documento Descargar Documento
BOC-1986-038-006 Ermita de San Telmo
Extracto del libro de las antigüedades y conquista de las I Canarias-Juan Nuñez
Situación
Emplazamiento
En 1998, dentro del Plan Urban volvió a ser restaurada
Fachada Norte (Según proyecto de los Arquitectos Emilio Serra y Juán Fernández. Octubre 1985)
Fachada oeste (Según proyecto de los arquitectos Emilio Serra y Juán Fernández. Octubre 1985)
Fachada Este(Según proyecto de los arquitectos Emilio Serra y Juán Fernández. Octubre 1985
Planta (Según proyecto de los arquitectos Emilio Serra y Juán Fernández. Octubre 1985
Cubierta (Según proyecto de los arquitectos Emilio Serra y Juán Fernández. Octubre 1985
Descripción Archivo Archivo
No existe/n Infografía/s para este Bien