SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA - Arquitectura Civil y Doméstica - Arquitectura Doméstica Urbana - ENTORNO URBANO DE LA VILLA DE ARRIBA



   Desde su origen San Cristóbal de La Laguna fue erigido con fines estratégicos, esto se debe a su terreno elevado y a su situación geográfica la cual comunica la vertiente Norte con la Sur de la Isla. Gracias a su llanura privilegiada, en sus orígenes fue una zona comunal de pasto, esto ha sido una influencia clave en el desarrollo tanto del entorno como de las viviendas tradicionales.

   El núcleo inicial del desarrollo de la ciudad se conoció como la "Villa de Arriba", este se desarrolló un trazado irregular de las calles producto de un asentamiento desordenado y sin previa parcelación. En 1500, el primer adelantado Alonso Fernández de Lugo vuelve a la isla tras capitular con la Corona de Castilla las condiciones oportunas en concepto de la conquista y realiza la fundación definitiva de la ciudad, a partir de un nuevo trazado en torno a la actual Plaza del Adelantado, conocida entonces como "Villa de Abajo".

   Puesto que era necesario un crecimiento de la población, se ofrecieron condiciones ventajosas para el asentamiento de nuevos colonos, tal es el caso de tierras de cultivo en el campo o parcelas urbanas donde debían construir según las condiciones fijadas por el Cabildo. El origen de dichos pobladores fue muy diverso: portugueses, genoveses, franceses, flamencos y castellanos; dicha diversidad cultural hizo surgir múltiples influencias en la arquitectura, modelos económicos o en las explotaciones agropecuarias.

   Durante esta época merma la producción de grano y la explotación ganadera. Esto incentivó la creación de molinos y hornos; así como en las dos tipologías de viviendas surgidas de la necesidad de almacenar el grano: las casas granero y las casas de tres plantas con granero en la última, con tres variantes, ventanillos rectangulares, elípticos y balcón corrido de madera, objeto de nobles trabajos que se convirtieron en símbolo de la arquitectura tradicional canaria. Esto refleja como La Laguna llegó a ser un importante centro de mercado de cereales.



   En la actualidad existe una ruta que conecta esta villa con la "Villa de Abajo". En 1497 se inicia el asentamiento de los primeros vecinos y la construcción de sus viviendas en los aldeños de la Iglesia de La Concepción, dando lugar así a la Villa de Arriba.

   El desorden con que se había desarrollado la primera zona fue frenado por el Cabido, el cual decidió realizar en 1505 un diseño ordenado de la trama urbana, inspirándose en los modelos renacentistas que llegaron a la Península. Originándose de este modo la Villa de Abajo.

   La Plaza Mayor, es decir, el centro neurálgico de la Villa de Abajo, puede ser el inicio para partir a través de la calle de La Carrera, una de las calles originales del diseño urbano definido en el siglo XVI, la cual conecta con la Villa de Arriba. 


   Las diferentes morfologías y tipologías que aparecen en los edificios de la ciudad, así como su ubicación en el trazado urbano, nos dan las pautas para conocer el origen social de sus primeros moradores.

03.1. VIVIENDAS DE USO AGRÍCOLAS

   Las clases terratenientes y agrícolas destacadas poseían edificios con uso mixto, ya que era común añadir una tercera planta destinada a almacenar productos agrícolas. La aireación de ésta se podía realizar mediante cuatro variantes: ventanillos rectangulares, elípticos (producto de reformas neoclásicas) y balcones, que pueden ser corridos a lo largo de toda la fachada o en un solo vano.

03.2. VIVIENDAS DE USO COMERCIAL:

   Las viviendas predominantes son las llamadas sobradadas, es decir, con una segunda planta añadida o sobrado, que permitía simultanear funciones  comerciales-artesanales y de vivienda.

03.3. VIVIENDAS DE USO RESIDENCIAL  DE LAS CLASES HUMILDES:

   Las casas más humildes correspondían a braceros, artesanos y modestos agricultores, dispuestas por toda la Ciudad, pero fundamentalmente en calles menores y cercanas al extrarradio.  Estas fueron asentadas mayoritariamente desde el siglo XVI al XVIII. Situadas en su mayoría en la Villa de Arriba, primer núcleo fundacional alrededor de la iglesia de la Concepción, aunque los siglos XIX y XX se siguieron construyendo, dispersándose por el resto de la ciudad. Se caracterizan por su sencillo diseño, así como por la disposición variable de sus vanos, que las convierten en hitos fundamentales del paisaje urbano de La Laguna.

   Son viviendas por lo general de una solo planta con una distribución interna resultado de dos crujías paralelas a la fachada. La primera alberga dos dependencias separadas mediante un zaguán de acceso a la vivienda. La segunda crujía recoge dos estancias separadas por un muro de carga, éstas son la cocina y otro dormitorio. La fachada solía ser asimétrica respondiendo a necesidades funcionales de distribución de vanos. Sin embargo, durante el siglo XIX muchas se simetrizaron.

   La cubierta suele ser inclinada de tejas, aunque a veces queda oculta mediante un antepecho, normalmente fruto de reformas posteriores. 


Descripción Documento Descargar Documento
No existe/n Documento/s para este Bien
Descripción Archivo Archivo
No existe/n Infografía/s para este Bien
No existe/n Imagen/es para este Bien