VILLA DE LOS REALEJOS - Patrimonio Inmaterial - Fiestas y Tradiciones - CRUCES Y FUEGOS DE MAYO



Estas fiestas tienen lugar entre el día 2 y 3 de mayo de cada año en el municipio de Los realejos, con dos centrso celebrativos diferentes, pero unidos por un símbolo, como es la Cruz.

En el núcleo de la Cruz Santa, desde su víspera, son cientos de cruces que en caminos, fachadas, ventanas, interior de viviendas, patios y capillas, se adornan con las más selectas flores, velas y luces que estrucruran bellos altares. Una tradición que cada año cobra más fuerza, heredando las costumbres las generaciones más jóvenes.

En la parroquia del lugar, en la tarde de ese día se celebra la eucaristía y procesiona la Santa Cruz; algunos años tiene lugar la representación de la leyenda de la cruz, que le da nombre al núcleo. La segunda parada de este día debemos buscarla en la parroquia del Apostol santiago, allí una hermosa cruz recubierta de plata es festejada en la mañana del día 3 de mayo, procesionando por las calles del Sol y del Medio de Arriba. En los últimos años, son muchos los vecinos que adornan sus cruces de una manera pública y son expuestas en ventanas, zaguanes y puertas, en ambas calles. No debemos olvidar que la fiesta se extiende por toda la geografía municipal, contabilizándose más de trescienta cruces en toda la villa, que son adornadas para este día.

Punto y aparte merecen los fuegos en honor a la santa Cruz. La historia comienza en el siglo XVII, cuando los habitantes de la calle de El Sol, medianeros y agricultores, y los de la calle de El Medio, burgueses y aristócratas, rivalizaban por el mejor adorno de la Cruz de su calle. Un pique que en el siglo XX tomó especial significación con interminables lluvias de cohetes y voladores, hasta derivar en la exibición de fuegos de artificio, considerada como la mayor de Canarias. Más de dos horas de contíniuo disparo de pólvora, convertida en armoniosos compases y recreaciones coloristas de luz que iluminan el cielo realejero. Son miles de personas las que se congregan para tan singular espectáculo que comienza alrededor de las diez de la noche cuando la procesión sale del templo parroquial. Pero el pique no sólo se centra en la exibición pirotécnica, sino en los adornos fe las calles, los exornos florales de las capillas, que cada año se superan como ofrenda al Santo madero. En el año 2009 se declaró la fiesta de interés Turístico de Canarias, primera en su categoría.


GUIA DE FIESTAS. Excmo.Ayuntamiento de Los Realejos. Concejalia de Turismo. 2016


Descripción Documento Descargar Documento
No existe/n Documento/s para este Bien
Descripción Archivo Archivo
No existe/n Infografía/s para este Bien
No existe/n Imagen/es para este Bien
No existe/n Bien/es Relacionado/s