SANTA CRUZ DE TENERIFE - Arquitectura Militar - Fortificaciones - CASTILLO DE SAN ANDRÉS



La primera cita de la existencia del Castillo de San Andrés data del año 1697, cuando fue propuesta su construcción, por el Capitán General Conde de Eril, pero por motivos económicos no se llevó a cabo su construcción hasta 1706, por orden del Comandante General Agustín de Robles y Lorenzana, quien ordenó su construcción a Miguel Tiburcio Russel. En esta primera construcción se desconoce  la fisonomía del castillo, debido a que una barrancada procedente de los barrancos próximos causó su destrucción en 1740, siendo reconstruido y destruido nuevamente por las aguas de los barrancos en 1769. Fue entonces cuando el ingeniero Alfonso Ochando la reconstruye con la forma circular que se conoce actualmente.

En 1898, un aluvión termina por arruinarlo, dejándolo en el estado que se  encuentra actualmente.

El Castillo de San Andrés jugó un papel muy importante durante el ataque del Almirante inglés Horacio Nelson a la isla en 1797, bombardeando sus  barcos, destrozando sus arboladuras y aparejos.


San Andrés es un pueblo que pertenece al municipio de Santa Cruz de Tenerife, pero encuadrado administrativamente dentro del distrito de Anaga.

El pueblo de San Andrés ha tenido diversos nombres a lo largo de su historia, inicialmente la zona estaba ocupada por aborígenes guanches, los cuales lo conocían por tres nombres diferentes, Abicor, Abicoré e Ibaute, nombres relacionados con las plantaciones de higueras que había en la Zona. Con la llegada de los Castellanos a la  isla, el pueblo pasó a llamarse Valle de Salazar, en honor a Don Lope de Salazar. Posteriormente, este nombre fue reemplazado por el Valle de San Andrés, debido a que en la ermita del pueblo de rendía culto a este santo. Y finalmente se fijó el nombre de San Andrés, que es como se conoce en la actualidad.

La zona en la que se encuentra ubicado el pueblo de San Andrés pertenecía al Menceyato guanche de Anaga, fue lugar de asentamientos guanches, hace 2000 años aproximadamente, encontrándose en la misma restos arquitectónicos de su presencia allí, como es el caso de la famosa Momia de San Andrés, cuevas con restos de animales momificados, o piedras con grabados guanches.

Tras la conquista de la isla por Adelantado Alonso Fernández de Lugo, este concede la propiedad de las tierras a Don Lope de Salazar, por su ayuda para  la conquista e incorporación de la isla a la Corona de Castilla.

En 1813, San Andrés se convierte en municipio, a pesar de los intentos de anexión de Santa Cruz, segregándose de La Laguna. Esta situación dura hasta que el Rey Fernando XII de España implanta el absolutismo. Con la llegada del Trienio Liberal (1820- 1823), las Cortes le devuelven su condición de municipio, por su fidelidad a la Corona de Cádiz.

En 1850, San Andrés se anexiona al municipio de Santa Cruz, a cambio de que este costease la creación de una muralla de protección para las avenidas del barrando y el cercado del cementerio.


Torre de Defensa de forma circular a barbeta (su parapeto no tiene troneras ni merlones, ni cubre a los artilleros), con una circunferencia de 86 metros. 

Construcción realizada mediante muros de carga, a base de sillares y argamasa. 
La Torre contaba con 3 aspilleras, que permitían el disparo de los cañones. La entrada a la Torre se efectuaba a través de un puente de madera elevadizo, por el que se subían 3 escalones de piedra viva. Poseía una explanada de adoquines, y las aguas que en ella caían se recogían en una cisterna instalada en la Torre. 

Poseía un almacén abovedado y dos bóvedas para alojamiento de los soldados. Las bóvedas eran aprueba de bombas, para resistir los ataques. La Torre disponía también de un campanario, para dar a los vecinos la señal de arrebato. 

Originalmente, la torre estaba protegida en todo su perímetro por un foso, ahora desaparecido. El interior se distribuía según dos ejes perpendiculares, uno principal y otro secundario. Sobre el primero se ubicaba el acceso, formado por una explanada, puente levadizo y entrada que comunicaba con el recinto abovedado. En el centro de este se originaba el segundo eje en sentido transversal ubicando a cada lado un recinto de forma cuadrada comunicando uno de ellos con una tercera dependencia.

En 1769, aprovechando su circunferencia de 86 metros de longitud, que le da un diámetro de 27,3 metros, el ingeniero Alfonso Ochondo, elevo su perfil en 10 metros, dándole las dimensiones definitivas


La Torre o Castillo de San Andrés se construyó cuando la isla formaba parte de la Corona de Castilla, formando parte de los edificios defensivos de la misma.

En 1878, después de su desartillado, se entrega al alcalde del barrio el 12 de  marzo de 1879.

El 2 de enero de 1924 se declara inadecuado para las necesidades del ejército, entregándolo al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife el 15 de enero de 1926, recayendo su propiedad desde entonces a dicho ayuntamiento.

Se encuentra registrado en el Registro Habilitado en El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, con fecha de Registro 15 de abril de 1896, libro 89, tomo 307, folio 227 y nº de finca 5939.


En el año 1740, una barrancada causa de destrucción del Castillo, procediéndose a su reconstrucción.

En el año 1769, una nueva barrancada destruye el Castillo, procediéndose nuevamente a su reconstrucción.

En el año 1878, un nuevo aluvión arruina la Torre, por lo que se procede a su desartillado. Posteriores aluviones continúan derribándolo.

En 1898, un aluvión termina por arruinarlo, dejándolo en el estado que se  encuentra actualmente.


Se encuentra bajo la protección de la Declaración Genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

El Cabildo Insular de Tenerife, por Resolución de 2 de marzo de 1994 (BOC nº 23, de 22.2.95), incoó expediente para la delimitación del entorno de protección del Castillo de San Andrés.

DECRETO 308/1999, de 19 de noviembre, por el que se declara la delimitación del entorno de protección del Castillo de San Andrés, en el término municipal de Santa Cruz de Tenerife, isla de Tenerife, Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento.

 


- VV.AA. (1997). ‘San Andrés, Historia de un pueblo’, de RODRÍGUEZ CABRERA, J.C., en Castillos de España, Tomo I: Andalucía. Aragón. Asturias. Baleares. Canarias. Cantabria. Ed. Everest, D.L., León. 

- GARCÍA ARGUELLES, A. (1982). Historia de Artillería en Tenerife. Ed. Gráficas Tenerife, Santa  Cruz de Tenerife.

- PINTO Y DE LA ROSA, J. M. (1996). Apuntes para la historia de las antiguas fortificaciones de Canarias. Ed. Museo Militar Regional de Canarias, Santa Cruz de Tenerife.  

Equipo redactor e investigación: Unidad de Arquitectura de la Fundación CICOP. 
Miguel Ángel Fernández Matrán.
José Luis Dólera Martínez.
Armiche Álvarez Pérez.
Sendy Hernández Álvarez. 

Fotografía: Beatriz Cordobés Noda.

 


Descripción Documento Descargar Documento
Plano 1598
Alzados de la torre
Emplazamiento
Situación
BOC-1999-159-016 Castillo de San Andrés
BOC-1999-159-016 Castillo de San Andrés
Descripción Archivo Archivo
No existe/n Infografía/s para este Bien
No existe/n Bien/es Relacionado/s