SANTA CRUZ DE TENERIFE - Arquitectura Civil y Doméstica - S.XX y Posterior - CASA ELDER



La firma Elder Dempster y Cía., se fundó en Liverpool en 1890, dedicando su actividad al comercio marítimo y a los negocios entre Inglaterra y las colonias del reino inglés del África occidental. Santa Cruz de Tenerife se había convertido, junto con el puerto de Las Palmas, en los dos importantes hitos estratégicos en su ruta hacia las colonias, por lo que no fue de extrañar que dispusieran sendas sucursales en estos dos grandes puertos de Canarias. 

Este gran edificio de estilo modernista y obra del arquitecto Antonio Pintor, vería la luz en 1903, abriendo sus puertas a locales comerciales y oficinas de la misma empresa. Aunque en un primer momento, su ubicación, o más bien, la intención de la empresa fue la de comprar los terrenos del antiguo Castillo de San Cristóbal, finalmente las negociaciones no llegaron a buen puerto. La ubicación final situaría la sucursal de Elder en la calle Robayna, en unos terrenos comprados a Santiago de la Rosa.

Antonio Pintor sería el artífice de esta obra, el cual sintió desde un primer momento predilección por la realización de dicho encargo. El director a pie de obra fue José Ruiz, que junto a su hermano Tomás Ruiz, llevaron a cabo los trabajos de cantería así como la talla de las fastuosas puertas modernistas que diseñara Pintor.

 



Se trata de una edificación de grandes dimensiones cuya fachada principal hacia la calle Robayna, dispone de un total de cuatro plantas. Los balcones corridos y la disposición de la cantería contribuyen a conceder al edificio un marcado sentido horizontal. El chaflán de la calle Castillo se resuelve incurvando el frente hacia fuera. El resultado es un espacio más amplio para decorar, puesto que ésta era la vía más comercial. Sin embargo, el inmueble carece de ornamentación hacia las calles San Clemente y San Lucas. En  las fachadas del edificio se combinan tanto los elementos de cantería como los de hierro, sobre todo, en los diferentes balcones que pueblan la construcción. El inmueble posee el lenguaje del modernismo como el golpe de látigo en las ménsulas de los balcones de la fachada principal, así como en un repertorio floral que se extiende a lo largo del edificio. 

Resultan significativas, por su esplendor decorativo, las puertas de la construcción, cuyas trazas y tallas adoptan uno de los primeros diseños en la isla del modernismo. La planta de este edificio dibuja un rectángulo con uno de sus vértices achaflanado. Pintor ofrece una solución diferente para cada frontis, según su ángulo de visión. En el de Robayna, el más importante, con un amplio campo visual, concentra la decoración más rica, como los diferentes atributos marinos que pone en el coronamiento; aun así, en la realización suprimió algunos. En el angosto chaflán que da a la calle del Castillo, recurre a la solución borrominesca de incurvar  el frente con resultado ficticiamente más amplio. En cuanto a los frentes de San Clemente y San Lucas, el arquitecto despoja a la fábrica de gran parte de su decoración al considerarla innecesaria por la estrechez de las dos vías.

Edificación que posee tres fachadas rectas. Hacia la calle del Castillo fachada de esquina curva singular. Composición de fachada horizontal, diferenciando los distintos niveles, particularmente por almohadillado en el basamento (sólo continuo sobre Castillo y en esquina y no existe sobre San Clemente, lo que diferencia también la importancia de cada fachada) y molduras horizontales que separan cada nivel. Los vanos en planta baja son, sobre calle Castillo y San Lucas, vitrinas comerciales con arco de medio punto y montante ciego con herrería y sobre San Clemente de arco rebajado. En el primer nivel vano de puertas ventana de dos hojas con arco superior rebajado dan a balcones individuales volados con baranda de hierro forjado. La esquina se diferencia por el almohadillado y acceso en planta baja, por la balaustrada curva en el primer y segundo nivel y por la particularidad del  vano de tres cuerpos del primer nivel. Rodea todo el edificio una balaustrada cornisa continua.



MUNICIPIO        Santa Cruz de Tenerife

ZONA                Distrito Centro-Ifara

DIRECCIÓN        Calle del Castillo, 65



Suspendido.

Grado de Protección: Integral.

PGO Santa Cruz de Tenerife.



- Plan General de Ordenación de Santa Cruz de Tenerife, Vol. 3 Tomo 3.2.1-3  ficha nº. 136.

- DARIAS PRÍNCIPE, A. (2004). ‘Santa Cruz de Tenerife. Ciudad, Arquitectura y Memoria Histórica 1500-1981’, tomo I. Edita Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

- HERNÁNDEZ GUTIÉRREZ, A. S.; GONZÁLEZ CHÁVES, C.M. (2008). ‘Arquitectura para la ciudad burguesa. Canarias siglo XIX’, tomo IV. Viceconsejería de Cultura y Deportes, Santa Cruz de Tenerife - Las Palmas de Gran Canaria.

- GALLARDO PEÑA, M. (1992). ‘El clasicismo romántico en Santa Cruz de Tenerife’. Aula de Cultura del Cabildo de Tenerife.

- TARQUIS RGUEZ., P. (1973). ‘Retazos Históricos de Santa Cruz de Tenerife. Siglos XV al XIX’, segunda serie. Ed. Imprenta Afra, Santa Cruz de Tenerife. Tenerife.

Equipo redactor e investigación: Unidad de Arquitectura de la Fundación CICOP. 
Miguel Ángel Fernández Matrán.
José Luis Dólera Martínez.
Armiche Álvarez Pérez.
Sendy Hernández Álvarez. 

Fotografía: José Mª. Bossini Ruiz.



Descripción Documento Descargar Documento
No existe/n Documento/s para este Bien
Descripción Archivo Archivo
No existe/n Infografía/s para este Bien

ESPACIOS URBANOS
Sin Imágen Calle Castillo - Cat:Calles
Sin Imágen Calle Castillo - Cat:Calles