SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA - Arquitectura Civil y Doméstica - Anterior al S.XX - CASA ALVARADO BRACAMONTE



El Capitán General de Tenerife don Diego de Alvarado Bracamonte edificó esta casa entre 1624 y 1631. Además, parte de ella fue reformada por su hijo, don Diego de Alvarado Bracamonte Vergara y Grimón (1631-1681). Posteriormente pasó  a ser residencia de los Capitanes Generales de Canarias, por lo que se la conoce popularmente como Casa de los Capitanes.

Diego Alvarado  contrae matrimonio con María de Vergara y Grimón,descendiente de Jorge Grimón, conquistador de Tenerife. Entre la dote que ésta aportaba al matrimonio se hallaban unos solares pertenecientes al patrimonio familiar del Mayorazgo de la Gorborana (o Gorvorana) y que el primogénito de la familia había heredado y le había cedido .Sobre dichos solares, ubicados en un lugar principal dentro de la Ciudad y muy cerca de los edificios del antiguo Cabildo de la Isla, se construyó el inmueble que hoy se reconoce con el apellido del Gobernador y su linaje, Alvarado- Bracamonte.

Fué adquirida por el Ayuntamiento de La Laguna a los herederos de Cruz Chauvet el 8 de Julio de 1976 con el proposito de convertirla en Biblioteca y Museo.

El 8 de julio de 1976, el Excmo. Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna compra la antigua Casa de los Alvarado-Bracamonte, o de los Capitanes Generales, a la familia De La Cruz. Desde entonces ha sido utilizada para dependencias municipales. En reconocimiento a los valores históricos y artísticos del inmueble, el Ministerio de Cultura la declara Monumento Histórico el 11 de noviembre de 1981.

En 1987 se creaba, por Decreto de La Alcaldia, la Delegación de Patrimonio Histórico-Artístico del Excmo.Ayuntamiento de La Laguna. Sus primeras instalaciones se fijaron en un reducido espacio de la Casa de los Capitanes Generales que actualmente ocupan el Gabinete de la Alcaldía y despacho del primer regidor.

En la actualidad el inmueble alberga las dependencias de la Alcaldía del Excmo Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna. las sedes de la Federación Internacional de Centros CICOP ,Forum Unesco y la Fundación CICOP (Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio), así como una sala de exposiciones con acceso directo desde la calle Viana y un punto de atención turística.



La época que va de 1501 ,fecha en que se concede dato a los vecinos de Taganana hasta 1520, marca los comienzos de un proceso de asentamiento de la comarca de Anaga. Para ello el Adelantado ofrece por medio de albalaes individuales y colectivos el repartimiento de las tierras, bajo la denominación de “Suertes de Tierra” y “heredamientos de aguas”. Estos datios se dan a aquellas personas que han participado en la conquista, estableciéndose como vecinos en un cierto plazo, con obligación de traer mujer e hijos, y en caso de solteros con la promesa de casarse ese mismo año. Debían asentarse en la Isla, trabajar las tierras y no vender terrenos en el plazo de cinco años.

Los datos para la zona de Anaga fueron individuales, menos una que se otorgó el 16 de mayo de 1501 con carácter colectivo a 16 vecinos, repartiendo entre ellos el valle de Taganana, de los cuales 3 procedían de Lanzarote, y el resto de Fuerteventura.

1.235. 1.509-Marzo-7

“Alonso Pérez, carpintero, maestro de su navío, vende a Fernando de Béjar una suerte de tierra de riego que tiene en el valle de Taganana, con su agua correspondiente, tal como la compró a Alonso Sánchez, linda esta suerte con la iglesia, con el arroyo del agua y con las tierras de pedro de Vera.

Su precio es de 16.000 maravedis, que Alonso Pérez declara haber recibido”.

(Fontes Rerum Canariarum VII).

La iglesia que aquí se menciona es sin lugar  a dudas, la ermita de Santa Catalina, pues la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves fue construida en 1545, por tanto, la ermita pasa a ser el primer templo religioso de la zona de Anaga, y fue edificada entre 1501 y 1509.

La ermita funcionó como iglesia hasta que se fundó la actual parroquia de Taganana en 1545, a partir de entonces, pasó a ser ermita y a albergar a los difuntos de los caseríos periféricos en espera de que el párroco les diera sepultura. El cuarto mortuorio se utilizó en sus funciones, hasta 1958 aproximadamente.

En la víspera de la festividad de Santa Catalina, la imagen se sacaba en procesión (24 de noviembre), dejándose de hacer esto sobre 1963.


El exterior del edificio se nos muestra con un gran lienzo donde las ventanas, enmarcadas en cantería roja, se distribuyen asimétricamente. La portada, también de toba roja, presenta dos cuerpos: el inferior, con la puerta de acceso encuadrada entre pilastras almohadilladas; y el superior, con un balcón apoyado sobre ménsulas rematado por un frontón partido con una bola central. La decoración con dentículos se distribuye en la base del balcón, así como en los lados del frontón. Motivo decorativo interesante es el esgrafiado, puesto al descubierto, que asemeja una balconada con balaustres.

El interior de la casa se articula en torno a un patio en forma de U con una escalera de acceso, mitad de piedra, mitad de madera, que nos introduce en la parte noble de la misma.

La distribución asimétrica de las ventanas en la fachada es un aspecto constructivo que, quizás, nos habla más de satisfacer necesidades vivenciales del edificio que de mantener un orden estructurado previamente.

Desde el punto de vista constructivo ,hay un predominio del trabajo de albañilería sobre el de cantería, y por tanto, del mampuesto sobre la piedra. El uso limitado de ésta se reduce a determinadas partes del edificio, fundamentalmente, por razones de índole económica: la extracción de las canteras, el labrado de los sillares, el transporte, etc. Encarecían notablemente el coste de las obras.

La piedra, una toba volcánica roja, basáltica de granulado compacto, pudo proceder de la cantera del Obispo de La Laguna, que era la más cercana y la que más actividad tenía en el primer cuarto del siglo. Su utilización ha dado distinción arquitectónica al edificio, sobre todo, al estar colocada en la fachada. Así en las dos plantas, hallamos vanos adintelados, asimétricos entre sí, enmarcados con cantería. Su distribución irregular, tanto en su fachada principal  como en la lateral, es un indicador de su construcción en el Seiscientos.



FUENTES

Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna (Concejalía Delegada del Turismo y Difusión del Patrimonio Histórico)

Oficina de Gestión del Conjunto Histórico de La Laguna. Área de historia.

Fundación Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio CICOP.

BIBLIOGRAFIA

ALEMÁN DE ARMAS, Adrián: Guia de La Laguna, Cabildo de Tenerife,2002

SORIANO Y BENITEZ DE LUGO, Alfonso: Casas y Familias Laguneras. Los Linajes y Palacios de Nava-Grimón y Salazar de Frías.

C.MARQUES Y A.MARTIN: Arquitectura de La Laguna (Red de Centros Históricos de Canarias)

 



La configuración original, era de tres crujías conformando una U con la principal hacia la calle Carrera (norte), otra de gran desarrollo   longitudinal que se articulaba a escuadra con la anterior y que seguía la alineación de la actual calle de Viana (hacia el oeste) y una tercera bastante más corta que las anteriores hacia el este.

Durante las primeras décadas del siglo XX se edificó una construcción en “L” con cubierta plana, discordante con el resto del inmueble que cerraba el patio por el sur.

Finalmente, hacia el año 2000, con motivo de la restauración de la casa, se demolió este cuerpo sin valor significativo construyendo otro en su lugar que cierra igualmente la planta e intenta mimetizarse con la edificación preexistente.

Con anterioridad a la restauración del año 2000, en la planta baja existían tres muros de considerable grosor, que atajaban habitaciones aisladas, y que no tenían continuación en la planta superior. En ésta existía un tabique de separación que no arrancaba de ninguna de estas paredes, descansando sobre una de las vigas de mayor sección reforzada por un esteo. Los suelos no contaban con pavimento. Unas vigas irregulares y sin desbastar constituían el asiento de un inestable entablado, que se extendía por toda la planta alta.

Tras la citada restauración se conservó parte de este envigado, ahora sin tablero y orillado por unos estrechos pasillos de madera protegidos con barandilla metálica, y se abrieron unos pasos entre los muros divisorios de las habitaciones de la planta baja.

 



LOS ALVARADO BRACAMONTE

(Monografía Casa Alvarado-Bracamonte y de los Capitanes Generales).Excmo.Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna (2006)

En las primeras décadas del siglo XVII, procedente de tierras peninsulares se instala en Tenerife y La Palma el funcionario real, Diego de Alvarado.Bracamonte, con nombramiento del monarca para ejercer las labores de Gobernador, Corregidor y Capitán de Guerra de ambas Islas.

Tercero de nombre, procedía de una familia de linaje, los Alvarado –Señores del Solar y Torre de Boscariz en Secadura, partido jurisdiccional de Laredo (Santander)- y de Juana Bracamonte, hija del Rubín de Bracamonte mariscal de Francia. Al tiempo que tomaba el cargo político-militar en 1624, fijará su residencia en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna, por ubicarse aquí el Concejo de la Isla, hasta su fallecimiento el 22 de agosto de 1635.

Nada mas llegar a Tenerife contrae matrimonio con Maria de Vergara y Grimón, descendiente de Jorge Grimón, conquistador de Tenerife. Entre la dote que ésta aportaba al matrimonio se hallaban unos solares pertenecientes al patrimonio familiar del Mayorazgo de la Gorborana (o Gorvorana), y que el primogénito de la familia había heredado y le había cedido. Sobre dichos solares, ubicados en un lugar principal dentro de la ciudad y muy cerca de los edificios del antiguo Cabildo de la Isla, se comenzará la construcción de un inmueble que hoy se reconoce con el apellido del Gobernador y su linaje, Alvarado Bracamonte.



   BIC (con la categoria de Monumento desde 1981).   

Dentro del Plan Especial de Protección del Centro Histórico de La Laguna aprobado en Julio de 2005 se incluye con el Nivel de Protección Integral 2.

Nivel Integral 2: Aplicable a todas aquellas edificaciones que deberán ser conservadas en su totalidad, pero que han sufrido algunas alteraciones puntuales. Podrán ser objeto de restauración, conservación, consolidación, reconstrucción y demolición de los elementos añadidos, para recuperar sus valores tipológicos y recuperar su integridad física, manteniendo y respetando todas sus características originales, tales como, organización espacial, estructura, tipología, elementos decorativos, etc.



MUNICIPIO           San Cristóbal de La Laguna

ZONA                    Distrito1- Centro Histórico

DIRECCIÓN          Calle Obispo Rey Redondo, 5


Descripción Documento Descargar Documento
Alzado Posterior
Organización Planta Alta y Planta Baja
Fachada Principal
Fachada Lateral Derecha
Situación
Descripción Archivo Archivo
No existe/n Infografía/s para este Bien